Documento sin título
 
 
 
 
 
 

 


 







 

Cuando y Donde Practicar Trekking
     
    
    
Estas son las diferentes características de las zonas para realizar trekking y cabalgatas y la época más adecuada para practicarlos.
  
  
CORDILLERA CENTRAL
    
Está región es la más visitada por expediciones y esto favorece los trámites con arrieros y pedidos de apoyo a puestos de Gendarmería Nacional.
   
*La época recomendada para practicar trekking es la temporada de verano.
   
*Las nevadas o tormentas de tres o cuatro días de duración, son frecuentes aún en época estival.
   
*Se requiere abrigo de alta montaña.
   
*El cruce de los ríos es una maniobra que debe hacer con mucha precaución.
   
*Hay largos acarreos. Es conveniente llevar cremas protectoras para el sol.
  
   
CORDILLERA DE MEDIA MONTAÑA
   
*La época propicia es el verano. En invierno se requiere equipo para condiciones más rigurosas y conocimiento del terreno.
  
*Se trata de un ámbito privilegiado para la realización de travesías en general, se transita por bosques provistos con abundantes cursos de agua. En los circuitos clásicos de la zona de Bariloche se encuentran refugios entre los 1500 y 2000 metros altura.
    
*Fácil acceso. Sin problemas de aclimatación. Jornadas de uno o dos días.
  

    
En caminos con ripio no debe frenar bruscamente, ya que puede bloquear las ruedas. Cuando frenen, es preciso mantener firmemente el volante.
    
En ascenso y en presencia de curvas de tratar de mantener su derecha mientras toca la bocina en horas diurnas y enciende las luces al atardecer.
    
En descenso es preciso bajar el cambio (primera o segunda velocidad); jamás en punto muerto, pues se recalientan los frenos.
    
Si estaciona en pendiente tiene que colocar la palanca de cambios de acuerdo con la marcha que corresponda a la inclinación del camino si es ascendente en primera; si es descendente, en marcha atrás.
    
el manejo con casas rodantes o tráileres
     
El vehículo tractor o motorhome, realizar una completa revisión del vehículo incluyendo una puesta a punto y dejar en perfectas condiciones el sistema de refrigeración y de frenos.
    
Controlar el estado de los neumáticos, los cuales deberán tener un mínimo de dos milímetros de dibujo.
    
Comprobar que las aberturas de la casa rodante estén totalmente cerradas.
    
Revisar la instalación de gas.
    
Verificar el estado del enganche de la casa rodante y de las condiciones de la cadena de seguridad, que debe tener un eslabón fusible que se rompa y evite arrastrar el vehículo tractor ante un desenganche incontrolable llenar el tanque de agua, después de haberlo desinfectado, sólo hasta la mitad, con lo cual evitará el excesivo balanceo de la casa de arrastre, norma que será dejada de lado si el tanque está construido con celdillas o rompeolas.
    
Llevar bidones para el transporte de agua, cuya finalidad será también la de funcionar como contrapeso del tanque principal.
    
Al cargar la casa rodante, repartir equilibradamente el peso, cuidando de no descargar sobre la lanza más de 40 o 45 kilos.
    
Asegurar las puertas de las alacenas con seguros y los elementos sueltos con sistemas de correas y broches.
    
La casa rodante no deberá sobrepasar el 50% del peso del vehículo tractor con cuatro personas adentro, el baul completo y en tanque de nafta completas. Si la casa rodante posee frenos ese peso podrá ser de hasta el 65%.
    
Llevar una rueda auxiliar para la casa rodante de revisar la suspensión y los ejes de la misma.
tener en cuenta que para manejar un motorhome hay que tener un registro de carga o profesional.
    
No supere la velocidad de 80 km/h, ni aun cuando no observe vehículos en las proximidades.
    
A poco de salir, deténgase y verifique nuevamente el estado de enganche y la temperatura de las masas de las ruedas, en el caso de una casa rodante.
     
Si desea sobrepasar a otro vehículo, compruebe previamente la capacidad de aceleración del propio.
    
Si cuando está superando al vehículo, de adelante aparece un automóvil de frente, no abandone bajo ninguna circunstancia el carril de la mano contraria y obligue al otro vehículo a arrojarse a su propia banquina.
    
No desacelere en plena curva. Por el contrario, hágalo antes de tomarla, para que el vehículo tractor tenga el resto suficiente como para encarar una curva acelerando.
   
Dejar un espacio mínimo de 25 a 30 metros con respecto al vehículo que se encuentra adelante.
  
Cuando tenga que subir pendientes hágalo en primera o segunda según el ángulo de inclinación. Si en un camino de cornisas el vehículo se detuviera en plena subida, colocar el freno de mano y doblar las ruedas hacia afuera y dejar retroceder la casa rodante hasta que se apoye en un obstáculo. Luego, poner bajo la rueda del tráiler un objeto por ejemplo una piedra para evitar que siga retrocediendo, poner en marcha el vehículo tractor, colocar primera y destrabar el freno de mano acelerando. Para evitar estos percances, se puede implementar un sistema muy práctico qué consiste en un taco de manera cursó largo cuyo largo sea igual al ancho del eje del tráiler, a la cual se le colocarán en la parte de atrás los ganchos de los cuales colgarán cadenas que sostendrán el taco de madera. Antes de iniciar un ascenso de este tipo se colocan las cadenas con el taco en los ganchos y se arrastra el trozo de madera que servirá de freno en el caso de que se detenga el motor del vehículo y obligue a este a retroceder involuntariamente.
   
Al transitar por un camino con mucho barro las ruedas deberán estar bien infladas, es aconsejable que el vehículo tractor tenga cubiertas adecuadas para este tipo de suelo.
  
En cambio si el vehículo debe transitar por un camino de arena los neumáticos deberán estar desinflados en un 25%.